20.3.03

De la guerra

Ante los pirotécnicos acontecimientos de carácter militar que se vienen produciendo en los últimos días, el cenáculo de la molancia no puede más que dar su opinión sobre lo que mola y lo que apesta en tiempos de guerra. A tal fin, hemos elaborado un pequeño pasquín ilustrativo con las dudas que una persona no preclara podria tener al respecto.

¿LA GUERRA MOLA O APESTA?

Evidentemente la guerra mola, pues sin ella no habría películas de guerra, y sin películas de guerra, el mundo apestaría si cabe más y no existirían películas entrañables de Clint Eastwood como El Seductor, El Sargento de Hierro, El Desafío de las Águilas o Incluso el bueno, el feo y el malo, que ya tiene bemoles la cosa!

Además, toda guerra significa que muere la_gente, lo cual nos deja mucho más espacio para irradiar donaire a los que molamos.

Existen, como no, algunas excepciones, pues cuando las guerras destruyen ciudades con nombres hermosos y sonoros como Dubrovnik o Svreniza, no molan en absoluto. Si bien esto no es excusa válida para manifestarse. Las manifestaciones siempre apestan.

¿DEBO ALISTARME EN EL EJERCITO?

En el caso de que tu perfil a contraluz sea mínimamente peliculero no lo dudes ni un segundo. De lo contrario alístate igualmente, así morirás y la apestancia perderá un efectivo.

¿QUE OPINA EL CENÁCULO DE USA?

Desde el cenáculo de la molancia creemos que, cualquier civilización no soleada en la que todo lo que hay alrededor es peliculero, mola sobremanera. Además de ello, la_gente odia Estados Unidos, lo cual significa, sin duda alguna, que Estados Unidos mola. Por si algún iletrado le quedara alguna duda, sólo un dato: sin Estados Unidos, aumentaría la cuota de pantalla del cine Español. Terrible, ¿eh?

¿CÓMO ES POSIBLE QUE ESTADOS UNIDOS MOLE SI EN SU SENO SURGIÓ EL MOVIMIENTO HIPPIE?

Naturalmente, no todos los estados de USA molan de idéntica forma. Dada la amplitud del país, las diferencias climatológicas entre los diferentes estados son muy pronunciadas, existiendo estados de clima más bien frío, como Washington o Wisconsin, por ejemplo, y otros (!horror!) de clima soleado. Este es el caso de California o Florida, entre otros. Ambos estados apestan cosa fina, y es en ellos donde surgió el movimiento hippie.

SI HOLLYWOOD ESTÁ EN CALIFORNIA....¿COMO ES POSIBLE QUE EL CINE AMERICANO MOLE?

Por todos los meteorólogos es sabido que Hollywood tiene su propio microclima. Por ello en los estudios Universal de Florida, donde el clima si el soleado, sólo se ruedan películas casposas...* hasta tal punto que en la actualidad son poco más que un parque de atracciones destinado a... !la_gente!

*Es cierto que Tiburón se rodó en dichos estudios, pero durante aquel año las temperaturas fueron bastante bajas.

17.3.03

Del cenáculo de la molancia

El cenáculo de la molancia es un organismo de talante antidemocrático cuyo fin es servir de catalizador entre la propia molancia y su depositario terreno, Clint Eastwood. Por ello, los cuatro miembros del cenáculo de la molancia, comparten con el sabio intérprete, además de un gusto elevado por el clasicismo narrativo, cualidades individuales que los hacen únicos e indivisibles.

El reparto de las virtudes primigenias queda establecido, según lo anterior, de la siguiente manera:

Espa Tula (También Conocido como costramán, Todd Solonz o el Nogueira): Aporta al cenáculo pose peliculera y autoridad moral
El Pavo (También conocido como El Pavo que es como negro o algo): Aporta indolencia e integridad (esta última también moral)
El Pavo que se parece a Raquel (también conocido como El Pavo que se Parece a Alfonso): Aporta la sabiduria que da la distancia.
El Beato de Liébana (También conocido como el pavo, el pavo que mola, pavo, pavito o Saloki): Entre otras muchas cosas polisilábicas, aporta vehemencia y preclaridad axiomática.

Siempre que los cuatro miembros del cenáculo se reunen, la molancia experimenta un proceso de fusión de consecuencias impredecibles y Clint Eastwood hace algo que mola, como agradecer su ayuda al vecino que salvó a su hija Allison de un incendio o rodar planos estáticos y silentes con donuts glaseados de protagonistas. Si por cualquier razón, Clint Eastwood se encontrare indispuesto para molar, otros personajes de molancia indubitable, lease el celebre Historiador Pio Moa o el cineasta Luís García Berlanga, entre otros, se convierten en su defecto en depositarios de la sagrada llama de la molancia.

Para aquellos malpensados que consideren que al bueno de Clint no le queda ni medio verano, decirles que la Molancia es una fuerza que trasciende la vida y la muerte, cosas que sólo preocupan a la_gente, por lo cual mientras exista en el mundo un sólo niño que coma un emparedado de chopped o tulicrem al tiempo que disfruta en un televisor Elbe de El Bueno el Feo y el Malo, los violentos de Kelly, o El Sargento de Hierro, la molancia de EL ÚNICO, se mantendra ahita de orgullo en nuestros corazones por mucho que la_ gente se manifieste masivamente en contra.